Blog

El Barlovento del Algarve. El destino de buceo a descubrir.

El Barlovento del Algarve, famoso por sus maravillosas playas de arenas doradas, costas rocosas bañadas por el sol y sus tranquilas aguas, es un destino primordial que permite la práctica del buceo durante 300 días al año.

Sus aguas, ricas en flora y fauna,  ofrecen una variedad inacabable de posibilidades de observación, haciendo fácil la captura de imágenes y detalles de su fabuloso mundo submarino.

La temperatura del agua oscila entre 16º y 24º y las corrientes son generalmente moderadas o débiles, permitiendo el buceo casi todo el año, particularmente en primavera y otoño. Hay sol y buen tiempo casi siempre, lo que garantiza una estancia placentera con respecto al clima.

La profundidad de los fondos varía entre los 10 y 40 metros, adaptada a todos los niveles de experiencia en buceo. Para aquellos que practiquen el buceo técnico, hay también la posibilidad de explorar algunas áreas interesantes entre los 40 y 60 metros.

Entre los atractivos subacuáticos que pueden ser explorados hay pecios del siglo XVIII y de la Primera y Segunda Guerras Mundiales, preciosos arrecifes y paredes naturales, además del Parque Submarino Ocean Revival, creado a finales de 2012, abierto a todos los buceadores del mundo y que ha convertido al Algarve en un punto de buceo si cabe más especial.

La región, además de contar con excelentes comunicaciones terrestres con Andalucía, ofrece un vasto rango de opciones turísticas de calidad, un rico patrimonio histórico de monumentos, puntos con desbordante belleza natural y muchas facilidades de alojamiento. Con su amplia oferta de ocio alrededor del buceo, sus amables habitantes y sus modernas infraestructuras, el Barlovento es el destino ideal para disfrutar toda la familia.

Para bucear recomendamos la opción de IBERDIVERS, partner español de Subnauta, que está considerado por muchos el mejor centro de buceo de Portugal, basado en Playa de Rocha en Portimao. Equipados con un personal de excelente cualificación y experiencia, con las embarcaciones,  equipo y material de buceo más completos, ofrecemos garantía de calidad, seguridad y confort a todos nuestros clientes.

EL PECIO P1147 (FIGUEIRA DA FOZ 1971 – ALGARVE 2012)

 

El patrullero de altura Zambeze  (con indicativo OTAN P1147) fue construido en Portugal (Astilleros Mondego) y botado el 31 de octubre de 1971. Era la octava unidad de la clase Cacine, dotada de diez unidades diseñadas con la misión de patrullar las costas portuguesas y los inmensos ríos de las colonias africanas. El nombre de todas las unidades de la clase respondía a ríos de las antiguas colonias en África y Asia. En el caso del barco que nos ocupa, el rio al que debe su bautismo es el Zambeze que, con una longitud total de 2.750 kilómetros, y tras nacer en Zambia, desemboca en el Índico tras cruzar Angola, Namibia, Zimbawe y Mozambique. La parte más espectacular de su curso son las Cataratas Victoria, las mayores del mundo, con 1708 m de longitud y un desnivel de 99 m. Este monumento natural fue inscrito por la UNESCO en 1989 en la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad.

El Zambeze fue entregado a la Marinha Portuguesa el 20 de julio de 1972 y se le dotó de una tripulación de 33 oficiales y marineros. Permaneció sirviendo a su país durante 31 años siendo retirado del servicio en septiembre de 2003.

Su entrega al proyecto Ocean Revival determinó el comienzo de los trabajos de acondicionamiento, que corrieron paralelos a los de la corbeta Oliveira e Carmo, junto con la cual fue hundida el día antes de que se cumplieran 42 años de su botadura. Hoy, el Zambeze, reposa en las tranquilas aguas del Algarve sirviendo de arrecife artificial y refugio de vida pelágica.

¿Quieres sumergirte y ver con tus propios ojos al veterano Zambeze?

Mira aquí el vídeo del hundimiento del Zambeze

EL PECIO F489 (CARTAGENA 1975- ALGARVE -2012)

La corbeta Oliveira e Carmo (con indicativo OTAN F489) fue construida entre 1972-1975 en los astilleros de la Empresa Nacional Bazán en Cartagena. Botada el 5 de febrero de 1975 fue finalmente entregada a la Marinha Portuguesa el 28 de octubre de 1975. La ceremonia de llegada del barco a Lisboa el 16 de noviembre contó con la presencia de autoridades navales españolas además de  los Capitanes ECN Pinto Vilela (Dirección de Construcción Naval de Portugal) y Cunha Freitas (agregado de Portugal en la Embajada de Madrid). Otros buques gemelos a la Oliveira e Carmo fueron entregados por Bazán a la Armada Española, a Marruecos y a Egipto.

La Oliveira e Carmo fue la última unidad de la clase “Baptista de Andrade” compuesta de 4 corbetas que supusieron la mejora y revisión de la clase “João Coutinho” iniciada en los años 60 y compuesta a su vez de 6 unidades.

Diseñadas para la guerra anti-submarina disponían de sonar, radar y torpedos Eran algo más que corbetas, más bien fragatas ligeras, contando con una dotación de 107 oficiales y marineros. Las primeras misiones de la Oliveira e Carmo consistieron en el reforzamiento de la presencia portuguesa en las aguas de sus colonias. Al igual que sucedió en la Armada Española, esta clase de corbetas fueron diseñadas originariamente como unidades oceánicas y de proyección de fuerza. No obstante, la evolución del escenario internacional y de la tecnología armamentística, hicieron que finalmente fueran catalogadas como unidades de escolta de la flota y hacia el final de su vida útil, con armamento y tripulación reducidos, como patrulleros de altura con ámbito de actuación en la zona económica exclusiva de Portugal.

Desarmada el 13 de marzo de 2002, fue finalmente dada de baja el 1 de noviembre de 2007 según la Ordenanza n º 1037/2007 de 16 noviembre, tras  24 años de servicio a su país y a la Alianza. Las negociaciones para convertirla en arrecife artificial junto con otros tres buques duraron años a pesar de lo excelente de la idea. Tras 5 años de negociaciones y esfuerzos, el acuerdo alcanzado con las autoridades permitió que la F489 fuera definitivamente entregada a la iniciativa privada del parque Ocean Revival.

Durante los 6 meses que duraron los trabajos de acondicionamiento para convertirla en pecio, le fueron eliminados todos los productos y fluidos perjudiciales para el medio marino, incluyendo la retirada total de motores con la ayuda de grúas pesadas. Paralelamente, para convertirla en un arrecife artificial apto para el buceo recreativo, le fueron eliminados los elementos necesarios para la realización de circuitos seguros, así como le fueron realizadas aberturas laterales como vías de iluminación, entrada y salida de buceadores. Para compensar la pérdida de peso y garantizar su estabilidad, la corbeta fue lastrada con toneladas de cemento en su sentina.

Finalmente, con la supervisión y control de la Marinha Portuguesa, la Oliveira e Carmo fue hundida con explosivos frente a la costa del Algarve en la brumosa mañana del 30 de octubre de 2012, quedando asentada su quilla a 25 metros de profundidad y su puntal a 15. La Oliveira e Carmo fue el primer buque de los cuatro que están proyectados que compongan el parque submarino Ocean Revival, dos ya hundidos y otros dos de hundimiento en 2013.

¿Te vas a quedar sin venir a verla?

Mira aquí el video resumen del hundimiento

Algarve

algarve

 

El Algarve es tremendamente desconocido entre los buceadores españoles como lugar de buceo lo que ha dado lugar a prejuicios y mitos negativos sobre la conveniencia de sumergirse en sus aguas. Sin embargo, la realidad es que en la costa sur de Portugal se dan unas condiciones marítimas ideales para la práctica del buceo, por la temperatura y transparencia de las aguas, por la geografía marítima y por su abundante fauna oceánica.

Su frontera con Andalucía convierte a Sevilla en la puerta española al Algarve y en el lugar ideal desde el que lanzarse a descubrir unos apasionantes fondos llenos de vida pelágica e historia. ¿Te atreves?

Batalla de Lagos

batalla Lagos

 

Un día de verano de 1759, desde Toulon en la Costa Azul zarpó una flota del rey de Francia, en el seno de la Guerra de los Siete Años (en la que también se vio envuelta España). La agrupación fue interceptada en aguas del estrecho por una fuerza de la Royal Navy y, tras una azarosa persecución, fue parcialmente destruida en las transparentes aguas del Algarve. Hoy, gracias al trabajo e inversión de SUBNAUTA, los buceadores amantes de la Historia tienen la oportunidad de contemplar con sus propios ojos los restos del navío de 80 cañones francés L’Ocean en una inmersión apta para todos los niveles de experiencia. Solo describirlo pone los vellos de punta. ¿Te animas?