FORMACION: ¿CALIDAD O PRECIO?

FORMACION: ¿CALIDAD O PRECIO?

become_divemaster_lr

Esta es una de las preguntas de mayor importancia en el camino del buceo. Todo buceador debe formulársela a sí mismo y desde luego respondérsela con sinceridad. De ella dependerán decisiones clave a la hora de formarnos como buceadores, en la medida en la que elegiremos uno u otro camino a la hora de contratar nuestros cursos de buceo.

Infelizmente, los postulados del low cost, traídos por la crisis económica, también han aferrado sus garras en el sector del buceo, provocando una competencia en precios de efectos negativos, sobre todo para el factor más importante: el cliente. Aquí y allá, los buceadores – y por desgracia los que desean serlo – encuentran ofertas agresivas en los precios de la formación, que pueden suponer ahorros del 40% o más, de un centro de buceo a otro. Con frecuencia, el error en la decisión no es patente para el alumno hasta que es demasiado tarde, generalmente una vez comenzado o terminado el curso. El efecto es mayor en los cursos de iniciación, donde el natural desconocimiento del cliente le vuelve más vulnerable, precisamente en los cursos más importantes, los primeros.

Por eso, aportaremos aquí nuestro granito de arena para orientar, a iniciados y aspirantes, acerca de las claves a la hora de decidir en quién depositamos nuestra confianza.

  • Descarta imprevistos. Pregunta todo aquello que el precio incluye. Si te dan un precio, este debe ser final y no encerrar sorpresas. Conceptos como el alquiler del material completo, los seguros y el IVA, han de estar incluidos.
  • Ojo con tus derechos. Aprovechar para hacer un curso de buceo durante vacaciones en países que no pertenezcan a la Unión Europea, puede no ser una buena idea. Estamos contratando un servicio de considerable importancia y, ostentamos ciertos derechos como consumidores. Estar una semana en un país de dudosa seguridad jurídica puede conllevar dolores de cabeza en caso de tener alguna incidencia.
  • Pregunta por el organismo certificador. Hoy en día son varios los organismos que pueden certificar nuestra formación. Generalmente existen equivalencias reconocidas entre unos y otros, pero éstas son muy desconocidas por el alumno. Elige un organismo lo más internacional posible y que te ofrezca los mejores servicios a lo largo de tu camino del buceo. Infórmate de cuáles son los mejores.
  • Piensa en tu instructor. Un centro de buceo es una empresa de servicios. Si baja sus precios por debajo del mercado y quiere mantener márgenes sostenibles, deberá reducir sus costes. Estos costes son principalmente la retribución y los derechos de los instructores que te formarán y velarán por tu seguridad. Los mejores instructores establecerán contigo relaciones de por vida.
  • Pero esta empresa también estará tentada en reducir los costes en instalaciones y material. Así que no viene mal que te informes sobre las instalaciones (aulas, piscinas, vestuarios, embarcaciones, compresores…) y preguntes por el material que vas a utilizar, su calidad y frecuencia de renovación.
  • Especialidades disponibles. La inversión realizada por el centro de buceo también afectará a los cursos disponibles. Por eso, no todos cuentan con todas las especialidades que el alumno puede elegir, bien por escasez de material, bien por escasez de personal.

IMG-20130623-WA011

Por último, debes tener en cuenta las facilidades adicionales que el centro de buceo te ofrezca:

  • Posibilidad de e-learning en módulos teóricos.
  • Instalaciones sanitarias. Pregunta dónde se localiza la cámara hiperbárica más cercana y por los protocolos de emergencia del centro de buceo.
  • Capacidad de prestarte tus servicios de viaje. Para contratar un hotel con garantías el centro o sus delegaciones deben ser agencia de viajes local. Si es así, contrata con ellos el hotel sin dudarlo y con todas las garantías.

El invierno es la época ideal para comenzar a formarse de cara a disfrutar de una nueva temporada de buceo. Apuesta por la calidad y la seguridad y recuerda, las super-ofertas mejor déjalas para el supermercado.